Nuevas subvenciones v/s sostenibilidad del Tercer Sector

Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid

La labor que realizamos las organizaciones del Tercer Sector necesita ser reconocida de forma legítima en la interlocución, diseño y seguimiento de las Políticas Públicas. Es el momento de articular un marco institucional y normativo de apoyo al Tercer Sector que reconozca su papel, le dé estabilidad, garantice su sostenibilidad, desarrolle un nuevo modelo de gobernanza y de colaboración público-social y, por tanto, contribuya a la mejora de la calidad en la atención, la eficacia y la eficiencia en la gestión.

El desarrollo de nuevas subvenciones para la realización de actividades de interés general con cargo a la asignación tributaria del impuesto de sociedades es una propuesta de apoyo solidario, valorada muy positivamente por la Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid.

Desde la Plataforma, creemos que para que esta Subvención del 0.7 del Impuesto de Sociedades consiga a ser efectiva es importante aclarar, previamente, conceptos básicos como: ¿Qué tipo de acciones son consideradas de interés social? ¿Y cuál son las diferencias con las actividades de Acción Social? ¿Qué características han de tener las entidades consideradas de ámbito estatal? ¿Qué tipo de proyectos pueden ser subvencionados?.

En la consulta pública, previa al desarrollo de las Bases Reguladoras que determinarán la concesión de subvenciones para la realización de actividades de interés general con cargo a la asignación tributaria del impuesto de sociedades, hemos propuesto incluir dentro de las acciones consideradas de Interés Social, las de cooperación y acción humanitaria; y que las acciones a subvencionar tengan un componente de mejora global del tercer sector, es decir, proyectos que fortalezcan las acciones del tercer sector de manera integral, contribuya a la mejora de la calidad en la atención, la eficacia y la eficiencia en la gestión.

El modelo de subvenciones propuesta ayudará solidariamente a que el Tercer Sector Social atienda a más personas, desarrolle mayores redes de trabajo y llegue más lejos en su construcción de una sociedad igualitaria.

Pero no debemos olvidar que la responsabilidad de la atención a las necesidades específicas de asistencia social es de la Administración Pública y no se puede delegar en las entidades de iniciativa social, del Tercer Sector, la atención completa de las necesidades, mediante una financiación parcial e inestable.

Es el momento de articular un marco institucional y normativo de apoyo al Tercer Sector que reconozca su papel, le dé estabilidad, garantice su sostenibilidad, desarrolle un nuevo modelo de gobernanza y de colaboración público-social. Es el momento de articular un nuevo marco de financiación que garantice la estabilidad y sostenibilidad de las entidades del Tercer Sector hacia un modelo de Concierto Social.